tinajero

De Wikcionario, el diccionario libre
Saltar a: navegación, buscar
icono de desambiguación Entradas similares:  Tinajero


tinajero
  • Pronunciación:  [ ti.naˈxe.ɾo ] (AFI)
  • Etimología: de tinaja y el sufijo -ero

Sustantivo masculino[editar]

Singular Plural
Masculino tinajero tinajeros
Femenino tinajera tinajeras
1
Persona que tiene por oficio fabricar o comerciar con tinajas.
«Acordose que porque un tinajero viene a hazer tinajas a esta Villa y es onrra e utilidad della que se les señale sitio para ello, donde fuer señalado por los señores teniente e Antonio de Luzon con el procurador de los pecheros».  (1982 [1499]) en Ayuntamiento de Madrid: Libro de Acuerdos del Concejo Madrileño, 1498-1501, 143.


Singular Plural
tinajero tinajeros
2
Almacén de tinajas.
  • Ejemplo:
«Siguiendo por Levante hay un grande tinajero con veintiocho tinajas, y encima las celdas y vistas á la placeta de las Palmas». Fuentes y Ponte, Javier (1872). Murcia que se fue. Madrid: Biblioteca de Instrucción y Recreo, 267.
"Hay un tinajero para el aceite con veinte panzudas tinajas, cubiertas con tapaderas de pino, enjalbegadas de ceniza." Martínez Ruiz, José (1992 [1903]) Antonio Azorín. Madrid: Castalia, p. 55
3
Mueble en que se guarda la vajilla para el agua potable.
  • Ámbito: Murcia (España), Nicaragua, Puerto Rico.
  • Ejemplo:
«Acudimos al comedor, que es un rincón destapado, sin reja ni más puerta que la doble de su magna alacena; en una esquina se alza y ajusta el sacro tinajero de tres patas y dos pisos». Carrasquilla, Tomás (1951 [1936]). Hace tiempos. Madrid: EPESA, 810.
"Dentro no hay apenas divisiones, y el tinajero para el agua, el arca para la ropa y comestibles, los lechos, etc., ocupan diversos ángulos y lados." Caro Baroja, Julio (1981 [1946]) Los Pueblos de España. Madrid: Istmo, t. II, p. 324
4
Piedra porosa empleada para filtrar el agua.
  • Ámbito: Venezuela.
5
Mueble dotado de un tinajero4 y una tinaja para recoger el agua filtrada.
  • Ámbito: Colombia, Cuba, Venezuela.
  • Ejemplo:
«No falta, por supuesto, la acogedora melodía del tinajero, con su agua tintineante, ni el gallardo esplendor de las flores cultivadas por amorosa mano». Medina, José Ramón (1971). Los homenajes del tiempo. Vida y obra de Francisco Lazo Martí. Caracas: Monte Ávila, ¶31.

Traducciones[editar]


Referencias y notas[editar]