genio

De Wikcionario, el diccionario libre

Español[editar]

genio
pronunciación (AFI) [ˈxe.njo]
silabación ge-nio
acentuación llana
longitud silábica bisílaba
rima e.njo

Etimología[editar]

Del latín genius, y este de la raíz protoindoeuropea *ǵenh₁-.

Sustantivo masculino[editar]

Singular Plural
genio genios
1
Índole o carácter de cada uno.1
2
Predisposición natural para cultivar algún ramo del saber humano.1
3
Ánimo, arrojo.1
4
Fuego, viveza en la acción.1
5
Persona de extraordinario talento, perfeccionadora del arte a que se dedica, creadora de grandes pensamientos y de conocimientos nuevos.1
6 Mitología
Espíritu que se supone presidir al bien, al mal, a la guerra, etc.1
7
La acción según la cual dirige uno comúnmente sus acciones.2
8 Pintura y escultura
Cada uno de los niños alados que comúnmente se colocan al lado de una divinidad; simbolizan virtudes y pasiones.2
9 Mitología
Divinidad que se suponía árbitra de los destinos humanos y engendradora de cuanto hay en la Naturaleza.2
10 Mitología
Cada una de las divinidades intermedias entre los dioses y los hombres.2
11
Inteligencia o aptitud extraordinaria, y persona que la posee (persona demasiado inteligente).

Locuciones[editar]

Refranes[editar]

Véase también[editar]

Traducciones[editar]

Traducciones

Referencias y notas[editar]

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 1,5 1,6 Labernia, Pedro (1866-1867). Novísimo diccionario de la lengua castellana con la correspondencia catalana, el mas completo de cuantos han salido á luz. Comprende todos los términos, frases, locuciones y refranes usados en España y Américas Españolas en el lenguaje comun, antiguo y moderno y las voces propias de ciencias, artes y oficios. Madrid: Espasa. (Tomo I, A–E; Tomo II, F–Z) Pág. 84
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 Luis P. de Ramón (1885). en Imprenta y Librería Religiosa y Científica del Heredero de D. Pablo Riera: Diccionario popular universal de la lengua española. Tomo IV
  3. VV. AA. (1842). «genio», en Masson, José René: Diccionario de la lengua castellana por la Academia española. París: H. Bossange. pág. 442